6 de Febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Para el día Internacional de Eliminación de la Mutilación Genital Femenina (MGF) contamos con la entrevista realizada a nuestra compañera Bombo Ndir. Bombo, profesora, dinamizadora cultural y formadora, tiene más de 20 años de experiencia en la lucha contra la MGF y los Derechos Humanos (DDHH) con perspectiva de género. Siempre ha desarrollado su trabajo desde una perspectiva feminista des-colonial. Además, es compañera del sub-grupo de Comunicación en Women in Global Health Spain.

fbt

-Bombo, ¿qué es para ti la MGF?

+Las MGF es el nombre genérico dado a aquellas prácticas que implican la extirpación total o parcial de los genitales externos femeninos u otras agresiones a los órganos genitales de las mujeres por razones culturales y religiosas según algunas interpretaciones, u otros con finalidad no terapéutica. Es un ritual de iniciación en origen realizado a las niñas de algunos países de África, Oriente medio y otros países. La costumbre es de procedencia incierta, localizada en la zona centroafricana y en la práctica se ha extendido en todo el mundo por la emigración. Es destacable que la aplicación de la ablación es más común hoy en día del que lo era en períodos anteriores.

-¿Qué tipos existen?

+Hay tres tipos de mutilaciones:
Tipo I o CLITORIDECTOMÍA: eliminación del prepucio del clítoris.

Tipo II o ESCISIÓN: ablación del clítoris y de los labios menores.

Tipo III o INFIBULACIÓN: escisión del clítoris y de la totalidad de los labios menores y mayores, suturando ambos lados de la vulva, dejando un pequeño agujero para la menstruación.

No hay un tipo más o menos frecuente, sino que cada país realiza el tipo decidido por la comunidad. La particularidad es que dentro de un mismo país, no todas las etnias practican las MGF.

En Senegal, mi país, se practica el tipo I, mientras que en Mali o Guinea, en el 98% de las veces se practica la MGF tipo III.

-¿Qué barreras existen al tratar de eliminar esta práctica en los países donde sigue sucediendo?

+Hasta ahora, hablar de sexo es realmente un tabú dentro de la familia. La misma madre no habla nunca de su experiencia como víctima de la práctica, ni siquiera va a compartir con su hija el motivo, la razón de su mutilación, ni sus dolencias, o su preocupación sobre su sexualidad. Hay un mutismo total al hablar de la práctica en la familia, si no hay una buena formación y acompañamiento de la familia respecto del tema.

-¿Qué estrategias satisfactorias se han seguido en ciertas comunidades/estudios/países concretos, que se puedan escalar a otros lugares?

+La estrategia es trabajar desde el punto cero, buscando un espacio de confianza con las afectadas/víctimas. Utilizando las habilidades de dialogar, la empatía, el respecto, y proponer a la persona formación para conocer su propio cuerpo y la utilidad de cada miembro de su cuerpo, y uno fortalecimiento de su capacidad. Empezar a trabajar la salud, la educación, la higiene, el bienestar y la libertad económica. El tema de la sensibilidad es el último escalón. Para una mujer que no ha tenido nunca sensibilidad o placer sexual, será difícil sensibilizarle hablando del placer. Se debe enfocar desde su salud.

Existen varios ejemplos de experiencias o buenas prácticas, algunos ejemplos, serían:
GAMS Belgique: Más de 20 años luchando contra las MGF.

Tostan Dignity for All: Asociación Africana ara empoderar a las comunidades para su desarrollo y hacer realidad su visión del futuro inspirando movimientos por la dignidad de toda/os.

L’Associació de Dones Immigrants Subsaharianes (ADIS) , nuestra organización, que lleva 17 años trabajando en España (Barcelona) y Senegal.

Y la Fundación Wassu de la UAB, donde el trabajo bireccional Norte-Sur ha mostrado un cambio satisfactorio en la lucha para erradicar la práctica de las MGF. Aún así, aún queda mucho trabajo por hacer.

– Por último, ¿por qué es importante incluir voces de mujeres africanas en este tema, así como en cualquier otro tema de salud global?

+Para solucionar un problema de DDHH como las MGF, hay que implicar a los titulares de derechos, y de responsabilidades: las mujeres Africanas, las y los jóvenes, los hombres y a la sociedad civil. El liderazgo de la mujer Africana en esta lucha es algo muy importante y destacable por ser víctima, afectada. Por su capacidad para el cambio, liderar esta lucha con una buena formación de la mujer Africana es una garantía para erradicar las MGF.
La voz de la mujer Africana en la lucha consiste en romper con el colonialismo y el paternalismo, ya que se ha demostrado en los proyectos que si hay la voz de la mujer, la comunidad escucha el mensaje, porque es una de ellas quien habla. Ella sabe los códigos donde tocar los emociones para hacer sentir, lo que no tiene una blanca que ven como una impostora. Siempre hay que trabajar horizontalmente, porque las MGF es una afectación de los DDHH, y cada uno/a puede implicarse para el cambio con perspectiva de DDHH y de respecto. La otra cosa es, fortalecer a las mujeres en su capacitación para ser Líderes y Protagonistas.

-¡Muchas gracias por tus palabras Bombo! Sin duda, la MGF es un tipo de violencia de género que solemos olvidar, y que tenemos que tener presente para conseguir su eliminación.