12 de Diciembre: Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Desde el año 2017, el día 12 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal (CSU). Día que, a su vez, reseña la Resolución 72/138 de 2012 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (que insta a todos los países a asegurar y acelerar el acceso a los recursos sanitarios asequibles y de calidad, y asequibles, para toda la ciudadanía. La ONU propone como principios fundamentales: 

· Exigir a las autoridades competentes una mayor inversión en la esfera de salud, atendiendo al bienestar de la población, independientemente de su capacidad financiera u otros obstáculos sociales que puedan impedir su acceso a los medios para mantener un nivel de salud y bienestar óptimos. 

· Aumentar la conciencia respecto a la necesidad de contar con sistemas de salud sólidos, justos y resilientes que permitan contar con una CSU en cada país. 

El informe de monitoreo mundial 2019 sobre la protección financiera en el ámbito de la salud de la OMS y del Banco Mundial señala que, en los últimos 15 años, la población global ha experimentado un incremento de sus ‘gastos catastróficos’ (gastos sanitarios que empujan a las familias al empobrecimiento porque representan más del 10-25% de sus rentas disponibles). Alrededor de 925 millones de personas desembolsan más del 10% de sus ingresos familiares en gastos sanitarios; y más de 200 millones de personas, más de un 25%. 

Además, las grandes pandemias del siglo XXI han puesto de relieve la importancia de los sistemas sanitarios y de la CSU. Construir un futuro más seguro, saludable y justo, depende de la acción conjunta de gobiernos, agentes sociales, empresas y otros organismos, dirigida a crear sistemas sanitarios más resilientes y eficaces para atender las necesidades de toda la población. 

Por su parte, Gita Sen, Govender y Salma El-Gamal exponen los desafíos adicionales que persisten en materia de género en el camino hacia la CSU. En su informe “Cobertura universal, igualdad de género y protección social” de 2019, señalan que los mecanismos de financiación de la CSU, en general, no atienden a las dificultades específicas que enfrentan mujeres y niñas en el ámbito de la salud por su posición social. Destacan los siguientes hechos: – Las censuras y discriminaciones interseccionales (étnicas, origen, religión, orientación sexual, edad, rentas bajas) sitúan a niñas y mujeres en una mayor vulnerabilidad para acceder a sistemas sanitarios asequibles y de calidad. 

En países de ingresos bajos, en términos económicos y democráticos, la CSU es un asunto relacionado con el incumplimiento de los derechos humanos básicos sobre la salud de las niñas y mujeres. 

La medicalización de las mujeres y niñas es un factor de empeoramiento de su salud y un aumento de los gastos sanitarios catastróficos para ellas. 

El acceso a métodos de salud sexual y reproductiva (tales como contracepción, aborto seguro y otras prácticas seguras, etc.) son un punto fundamental para mujeres y niñas, en relación a CSU, que las autoridades de todo el mundo deben atender y comprometerse a garantizar. 

A nivel mundial la fuerza laboral en el área de la salud y el bienestar está altamente feminizada. Típicamente, la posición de las mujeres está situada en las categorías profesionales menos prestigiosas, que reciben menores ingresos y reconocimientos. 

Las mujeres son mayoritariamente las proveedoras de salud y cuidados informales para la población general. 

Las diferentes violencias que recibe la profesión sanitaria afectan principalmente a aquellas personas que se encuentran en primera línea de cuidados, mayoritariamente mujeres. 

También en España existen barreras de género en el camino hacia la CSU. Por ejemplo, el último informe disponible sobre el análisis de casos COVID-19 en el personal sanitario en nuestro país data de mayo de 2020  y señalaba una sobrerrepresentación femenina de casos paratodos los grupos de edad, excepto en mayores de 65 años.  

Por otro lado, el informe “Embracing carers 2020” focalizado en el  estudio del bienestar de las personas cuidadoras, señaló que en España el tiempo dedicado al cuidado durante la pandemia aumentó en unas 7-8 horas por semanas. Las mujeres cuidadoras representan el 65% del total de cuidadores encuestados por este equipo de investigación. Ellas tienen menos recursos económicos y más responsabilidades que los hombres cuidadores, lo que claramente aumenta su situación de vulnerabilidad.  

Desde “Women in Global Health Spain” queremos realizar este llamamiento a la acción dirigido a los organismos responsables por la gobernanza de la salud global y a los distintos gobiernos nacionales y locales, por una Cobertura Sanitaria Universal real ya. 

Autora: Ana M. González Ramos 

Revisión y traducción: Thaïs González Capella 

Infografía: Cristina Juesas 

International Universal Health Coverage Day, 12 December 

International Universal Health Coverage (UHC) Day was designated on 12 December back in 2017. UHC Day reminds us about  Resolution 72/138, endorsed by the United Nations General Assembly in 2021urging all countries to accelerate access to quality and affordable health care leaving no one behind. UHC Day has two main fundamental principles: 

1. Demanding greater investment in health from the relevant authorities, taking into account the well-being of the population, regardless of their financial capacity or other social barriers that may hamper their access to the means to maintain an optimal level of health and well-being. 

2. Raise awareness of the need for strong and resilient health systems that enable universal health coverage in every country. 

The WHO and World Bank’s 2019 Global Monitoring Report on Financial Protection in Health notes how over the past 15 years the global population has experienced an increase in ‘catastrophic health expenditures’ (health expenditures that push families into impoverishment because they represent more than 10-25% of their disposable income). Around 925 million people spend more than 10% of their household income on health care, and more than 200 million people spend more than 25%. 

Moreover, the major pandemics of the 21st century have highlighted the utmost importance of having prepared health systems and the achievement of UHC. Building a safer, healthier and fairer future depends on joint action by governments, social partners, business, among others, to create more resilient and effective health systems to meet the needs of all people. 

Additional gender barriers persist in the pathway towards UHC, as Gita Sen, Govender and Salma El-Gamal outline in their 2019 report «Universal Coverage, Gender Equality and Social Protection«. The authors stress how financing mechanisms for UHC do not broadly address the specific difficulties faced by women and girls in access to healthcare due to their social position. The following facts are worth mentioning: 

– Intersectional biases and discrimination (ethnicity, origin, religion, sexual orientation, age, low income) place girls and women at greater vulnerability in accessing affordable and quality healthcare. 

– From a democratic and economic perspective, gender barriers towards UHC are an issue of non-compliance with the basic human rights to health of girls and women in low and middle income countries. 

– The medicalisation of women and girls has been identified as a factor in worsening their health and increasing catastrophic health expenditure. 

– Authorities around the world must commit to ensure access to sexual and reproductive health (such as contraception, safe abortion and other safe practices), which is a fundamental issue for women and girls’ rights, and strongly linked to UHC.  

– Globally, the health and welfare workforce is mainly femenine. Typically, women’s positions are held within less prestigious professional categories, also receiving lower salaries, prestige and recognition.  

– Women are the main providers of health and informal care for the general population.  

– The different forms of violence in the health profession mainly affect those in the front line of care, who are mostly women. 

Gender barriers towards UHC are also persistent in Spain. For example, the last available report about the analysis of COVID-19 cases among healthcare workers in our country dated from May 2020. The report points out how there is a vast majority of COVID-19 cases among women in all age groups, except those over 65 years of age. 

On the other hand, the report «Embracing carers 2020» focussing on carers’ well-being, pointed out how in Spain the time dedicated to caregiving increased during the pandemic by 7-8 hours per week. Women carers represent 65% of all carers surveyed and have fewer economic resources and more responsibilities than male caregivers, increasing their vulnerability.  

«Women in Global Health Spain» would like to make a call to action addressed to the bodies responsible for global health governance and to the different national and local governments to intensify efforts for a real Universal Health Coverage now. 

¿AÚN NO ERES PARTE DE WGH SPAIN?

¿Te gustaría participar o conocer más sobre nosotras?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fecha

Archivos

Noticias destacadas